TALLER LACTANCIA MATERNA

AMAMANTA SIN DOLOR

Aprende una sencilla técnica para dar teta sin grietas ni complicaciones, desde el primer día.

La OMS define la lactancia materna como la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables.

Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más. ​

Para que las madres puedan iniciar y mantener la lactancia materna exclusiva durante 6 meses, la OMS y UNICEF recomiendan:

  • que la lactancia se inicie en la primera hora de vida;

  • que el lactante sólo reciba leche materna, sin ningún otro alimento ni bebida, ni siquiera agua;

  • que la lactancia se haga a demanda, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche;

  • que no se utilicen biberones, tetinas ni chupetes.

"La OMS y la AEPED recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses del bebé, y complementada con otros alimentos hasta los 2 años. Más allá de esto, hasta que la madre y el bebé lo deseen".
La lactancia materna es un fenómeno biocultural, un acto natural e instintivo, pero al mismo tiempo un comportamiento aprendido. Fisiológicamente las mujeres estamos preparadas para dar el pecho. El pecho está preparado para producir leche, y sabe exactamente cómo hacerlo en el momento en el que entra en contacto con la boca del bebé. Por su parte, el bebé, está preparado para el agarre y la succión. Si dejamos al bebé nada más nacer sobre su madre, piel con piel, y no interferimos, se activan naturalmente los instintos de búsqueda, succión y deglución.
Pero, si estamos preparadas para amamantar y el bebé lo está para mamar, ¿por qué nos encontramos con tantas dificultades durante la lactancia? Entre los motivos principales que interfieren en el correcto desarrollo de la lactancia encontramos los siguientes:
  • Protocolos hospitalarios desfasados. Los hospitales, pese a las recomendaciones de “Atención al parto normal”, continúan manteniendo protocolos muy intervencionistas, interfiriendo en la capacidad de la madre para dar a luz y en el agarre instintivo del bebé al pecho al poco de nacer. No se prioriza el contacto piel con piel, ni se fomenta el agarre del bebé al pecho en la sala de partos.

  • Profesionales desinformados sobre lactancia materna. Muchos pediatras y profesionales de la salud ya han expuesto públicamente las limitaciones en su formación básica respecto a la lactancia materna. (entre ellos los pediatras Carlos González o Jose Mª Paricio). Los pediatras y personal sanitario de las maternidades, por sorprendente que nos parezca, no tiene porque saber de lactancia materna.  Continuamos con mensajes que limitan el horario entre tomas y la duración de las mismas, obligándonos a estar pendiente del reloj y creyendo que nuestro bebé no se alimenta bien si no aguanta esas 3h, o no engorda lo suficiente siguiendo unas gráficas desactualizadas. (la OMS ha establecido unas nuevas gráficas adaptadas al peso del niño lactante. Ver aquí). En ocasiones las indicaciones profesionales pueden ser contrarrestadas con un buen asesoramiento y el apoyo adecuado, pero hay otras que condenan la lactancia de esa madre definitivamente. Con esto no queremos desautorizar las indicaciones médicas, sino poner el acento en que quizás debamos, siempre que las circunstancias lo permitan, buscar una segunda opinión para poder tomar una decisión informada.  Aun así, la mayoría de actuaciones pueden ser revertidas posteriormente y llegar a conseguir una lactancia materna exclusiva si ese es nuestro deseo.  

  • Falta de confianza en nuestra propia capacidad para amamantar con éxito.  La maternidad nos inunda de dudas sobre nuestra capacidad de "cuidar bien" a nuestro bebé, y la lactancia materna no es una excepción. Tenemos interiorizado que dar el pecho es doloroso y difícil. Y dar lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, un privilegio de unas pocas que tienen la suerte de tener mucha leche. Empoderar a la madre es prioritario para el éxito de la lactancia materna. La pérdida de la cultura femenina de amamantar, el aprendizaje de cómo dar el pecho, ha supuesto durante mucho tiempo unas tasas muy bajas de lactancia materna exclusiva. Necesitamos apoyo y ver a otras madres dando el pecho para recuperar algo que se nos ha quitado culturalmente.

  • Falta de apoyo e interferencias familiares. Culturalmente continuamos muy influenciados por la cultura del biberón, y madres, suegras, tías…provienen de una época en la que dar el biberón era lo mejor, o incluso aunque hubieran dado el pecho no lo hicieron mucho tiempo. Sus experiencias en relación a la lactancia no suelen ser positivas, con lo que el apoyo que pueden darnos es poco o incluso incorrecto. Hay muchos mitos que se siguen transmitiendo de madres a hijas. Si nos encontramos con padres primerizos estas interferencias suelen ser mayores. Todo el mundo parece sentirse con derecho a opinar sobre nuestra lactancia y a la mínima complicación se aconseja dar el biberón, porque es mejor, más cómodo, más fácil, los niños duermen mejor y engordan más. Hay una falta de apoyo importante hacia la madre, falta de atención emocional y respeto a sus decisiones, a sus sentimientos…

Ninguno de estos factores por si solos pueden desencadenar el éxito o el fracaso de una lactancia. Suele producirse lo que conocemos cómo el “efecto dominó”. Hay muchos factores asociados al fracaso de una lactancia, y las interferencias negativas de unos pueden verse contrarrestadas por el efecto beneficioso de otros.

“El apoyo a la madre es esencial. Más del 80% de las mujeres embarazadas expresan su deseo de dar lactancia materna exclusiva (LME) a sus bebés. A los 3 meses del nacimiento sólo lo han conseguido un 30%, y a los 6 meses la cifra desciende hasta el 14%”.
Recuperar la confianza en nuestra capacidad para amamantar a nuestro bebé es fundamental para el éxito de la lactancia. Una madre empoderada, con confianza, con información, con apoyo…, tiene más de la mitad del camino ganado. Por eso es muy importante recibir información y una adecuada formación durante el embarazo. Tener la información necesaria sobre cómo funciona la lactancia, sobre cómo colocar al bebé al pecho, o qué posibles problemas pueden surgir y cómo solucionarlos, es imprescindible para superar los baches que puedan surgir los primeros días. Una correcta información nos capacita para saber cómo actuar ante las dificultades y cómo resolverlas, o incluso saber dónde acudir en caso de necesitar ayuda.

Consigue una lactancia sin dolor, sin dudas y sin complicaciones, desde el primer día, y dedícate a lo que realmente quieres, disfrutar de tu bebé 

  • Talleres

  • Cursos presenciales personalizados

  • Asesoramiento individual 

  • Plan de lactancia prenatal

  • Grupo de Apoyo a la Lactancia semanal GRATUITO

 

Todos los recursos y servicios que necesitas para poder disfrutar de tu lactancia desde el primer día. 

¿Necesitas ayuda con tu lactancia?
¿Estas embarazada y quieres informarte para tener un buen comienzo?
Contacta con nuestra Asesora de Lactancia
Pásate por nuestro Grupo de Apoyo a la Lactancia Edulacta Sabadell
O
Visita nuestro Grupo de Apoyo a la Lactancia en Facebook
¡TE ESPERAMOS!

TEST

LACTANCIA MATERNA

Descubre si tu lactancia va bien

en sólo 5 minutos

¿No estás totalmente satisfecha con tu lactancia, y quieres saber qué está pasando?

Completa este sencillo test y averígualo hoy mismo

PRÓXIMOS TALLERES EN FISIOLACTA
TBD
TALLER ONLINE DE DISCIPLINA POSITIVA
Taller online

"Nuestro objetivo es conseguir que ninguna madre que quiera dar lactancia materna a su bebé vea frustrado su deseo por intervenciones o actuaciones externas desinformadas". FisioLacta

Proceso de Compra

Envíos

Cambios y Devoluciones

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

2017 FisioLacta. Maternidad Positiva y Fisioterapia. Todos los derechos reservado