• Rocio Garcia

¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA IR AL HOSPITAL?



El momento de acudir al hospital nos suele generar muchas dudas. No queremos ir demasiado pronto y que nos manden de vuelta a casa, ni demasiado tarde por miedo a que podamos tener al bebé por el camino o que al llegar no nos puedan poder anestesia.


Si te fijas en escenas de películas en las que la mujer se pone de parto, suele ser algo inmediato para lo que hay que salir corriendo. Y además, pasan de no sentir nada a tener unos dolores terribles.


Afortunadamente, esto no es así, el parto va progresando y pasando por varias fases, y si escuchas a tu cuerpo sabrás cuando ha llegado realmente el momento.


Se ha demostrado que ingresar en el hospital en fases tempranas de dilatación ( en lo que llamamos fase latente, o lo que es lo mismo, cuando las contracciones todavía no se producen de forma rítmica cada 5 minutos) puede ser perjudicial tanto para ti, como para el transcurso de tu parto.

Acudir en esta primera fase al hospital:

📈Aumenta las horas de parto y como consecuencia tu ansiedad y cansancio. Todas tenemos miedo a tener un parto muy largo o a que el bebé tenga que nacer por cesárea. A medida que pasan las horas nuestro miedo aumenta. El miedo, la ansiedad, la frustración, el estrés...inhiben la secreción de oxitocina y pueden hacer que el parto se ralentice o se pare.

📈Aumenta la necesidad de administrar oxitocina para inducir al parto, acelerarlo, reactivarlo o hacer que las contracciones más efectivas.

📈Aumenta la utilización de anestesia epidural. La administración de oxitocina sintética implica que las contracciones son más intensas y dolorosas, y una monitorización más continua, lo que puede interferir directamente en tu posibilidad de moverte libremente y que te sea más difícil controlar el dolor de las contracciones y solicites la anestesia epidural antes de lo que tenías previsto.

📈Aumenta el riesgo de tener un parto instrumentado. y también está asociado con una mayor incidencia de que el parto acabe en cesárea.

Cada intervención nos lleva a otra más, y otra, y otra...


¿Y por qué sucede esto?


Porque el parto, que está en esa fase inicial, es muy probable que se frene o se pare al llegar al hospital.

Imagínate por un momento como será:

🔹Te harán una valoración (con tacto incluido) para ver cuánto has dilatado.

🔹Te monitorizarán las contracciones para valorar su frecuencia e intensidad.

🔹Te harán cambiarte de ropa y ponerte la bata del hospital (cómoda para las intervenciones médicas, pero no nos engañemos, nada cómodas para estar paseando por la sala o haciendo ejercicios de dilatación sobre una pelota).

🔹Te canalizarán una vía venosa preventiva (¿por qué? por si pasa algo..., pero, ¿cuánto se tarda en poner una vía?)

🔹Te llevarán a una sala de dilatación: con mucha luz, y normalmente bastante fría (y tu desnuda y con una bata semitransparente abierta por detrás...).

🔹Y tendrás personal sanitario entrando y saliendo de tu habitación.

Y todo y que muchas de estas intervenciones son necesarias, entramos en un ambiente poco favorecedor de la intimidad necesaria para que el parto siga su curso con normalidad.


Por suerte no le pasa a todas las mujeres, pero dependiendo de cómo te afecten a ti las interferencias externas, y cómo gestiones el estrés, tendrá mayor o menor incidencia en el desarrollo de tu parto.


Entonces, te estarás preguntando, ¿cuándo es el mejor momento para irme al hospital? Cuando tú te sientas cómoda, pero la recomendación sería que cuando tengas contracciones regulares cada 5 minutos o menos.


Y además, en el hospital no deberían darte el ingreso a menos que haya:


✔️ Borramiento cervical de más del 50%.

✔️ Dilatación de entre 3-4cm.

✔️ Rotura de bolsa con aguas sucias.

O algún riesgo para ti o tu bebé.


¿Sabes qué en tu plan de parto puedes tomar decisiones que afectan directamente a esta primera fase del parto?, ¿las has tenido en cuenta al redactarlo?


Si estás pensando en empezar a preparar tu plan de parto y quieres que te ayudemos a dar los primeros pasos, a hacerte todas las preguntas necesarias y a no dejarte ningún detalle importante, descárgate nuestra guía gratuita de plan de parto y nacimiento, y diseña tu propio plan de parto.

Además, si te la descargas ahora tendrás también un modelo que podrás modificar a tu gusto.


Pincha en la imagen y en pocos minutos la tendrás en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

2017 FisioLacta. Maternidad Positiva y Fisioterapia. Todos los derechos reservado