¿QUÉ ES EL EPI-NO?


“Epi” es un diminutivo de la palabra Episiotomía y la negación de la misma viene debido a que su uso aumenta la elasticidad de la musculatura del suelo pélvico y disminuye el porcentaje de práctica de la episiotomía. La episiotomía es un corte que se realiza en el periné de la mujer que está dando a luz para acelerar el momento de expulsión del bebé. Aunque debemos saber que el uso del EPI–NO no nos garantiza que dicha práctica no se lleve a cabo, puesto que no depende de la mujer y de su preparación previa sino del personal sanitario que asista el parto. Lo que sí que ganamos con el uso de este aparato, es confianza en nuestro cuerpo y mayor control de nuestra musculatura del suelo pélvico, facilitando así los pujos y evitando posibles desgarros gracias al aumento de elasticidad de esta musculatura.


¿Por qué usar el EPI-NO?

Como ya hemos comentado, el uso del EPI–NO tiene diferentes beneficios, tanto antes como después del parto:

- Te permite comprobar y cuantificar la recuperación de la musculatura. - Reduce el estrés durante los pujos. - Disminuye los riesgos de desgarro y episiotomía.

- Etc.

Su objetivo principal es crear memoria muscular para que dicha musculatura esté relajada cuando se lleve a cabo la coronación de la cabeza del bebé durante el parto.

Por lo tanto, el uso de este dispositivo mejorará la elasticidad de la musculatura y de los tejidos perineales que, sumado a unos buenos movimientos y posturas durante el parto, favorecerá la disminución de traumatismos perineales durante el mismo. Y en el caso de que se produzca alguna lesión, siempre se recuperará mejor aquella musculatura que haya sido previamente preparada y de la cual se tenga una buena conciencia corporal. Aun así, debemos decir que solamente el uso del EPI-NO no te prepara al 100% para el parto. Existen múltiples factores a tener en cuenta (equipo médico, hospital, pareja, etc.) pero uno de los más importantes es la confianza en uno mismo, por eso realizar una adecuada preparación al parto es crucial si queremos mejorar nuestra autoestima y confianza. Dicha preparación debe incluir trabajo físico y emocional. El cuerpo de la mujer está diseñado para parir, pero debemos entrenar nuestra musculatura para el “maratón” del nacimiento que se avecina y preparar nuestra mente para sobrellevar ese esfuerzo físico de la mejor manera posible.

¿Cómo usarlo correctamente?

Se recomienda usar este dispositivo un mínimo de 2 - 3 veces por semana, en sesiones de 10 o 20 minutos a partir de la semana 30 de embarazo. Y para aumentar la eficacia del tratamiento sería bueno complementarlo o alternarlo con el masaje perineal.

Técnica: - Se introducen 2/3 del balón desinflado en la vagina. - Hinchamos el balón poco a poco hasta alcanzar una sensación de estiramiento máximo de la musculatura del suelo pélvico. Sin llegar a sentir dolor. - Aguantamos unos minutos en esta posición, desinflamos y repetimos la técnica introduciendo solo 1/3 del balón. - También podemos extraer cuidadosamente el balón inflado o dejarlo salir a través de la vagina para simular el paso de la cabeza del bebé. O incluso practicar los pujos con el balón hinchado (a partir de las 36 semanas).

FisioLacta os recomienda el uso del EPI-NO bajo supervisión profesional. Podéis consultar a vuestro fisioterapeuta especializado en suelo pélvico más cercano sobre las dudas que tengáis, y realizar sesiones individuales en consulta para ganar confianza en vuestro cuerpo y así poder usarlo en casa sin riesgos.


Preguntas frecuentes:

¿El uso del EPI-NO aumenta las posibilidades de parto prematuro?

No existe evidencia científica que indique que el uso de este dispositivo puede adelantar el parto. Aun así, se recomienda que si se quiere utilizar para practicar los pujos sea a partir de la semana 36 de embarazo.

Como toda musculatura se pueden producir lesiones si sobrepasas el límite de estiramiento, por ello es recomendable consultar con un profesional.

¿Puedo hacerme daño con el entrenamiento?

¿Existe riesgo de infección?


El EPI-NO no se usa en un ambiente estéril,

por lo que es recomendable limpiarlo y desinfectarlo en profundidad. Si se mantiene un nivel de higiene óptimo, no tiene por qué producirse ninguna infección.



Contraindicaciones:

- Situaciones con riesgo de aborto. - No usar en aquellos casos en los que se sabe que el parto será por cesárea (placenta previa, por ejemplo). - Heridas vaginales no cicatrizadas. onde la mujer tenga riesgo de infección: dilatación o inflamación del cuello del útero, rotura prematura de membranas…no se aconseja el uso de este dispositivo.- Situaciones d - Sangrados vaginales.





1. https://www.ensuelofirme.com/como-preparar-el-suelo-pelvico-para-el-parto-con-el-epi%C2%B7no/ 2. https://saludpelvica.com/entrena-tu-suelo-pelvico-para-un-mejor-parto-con-epi-no/





#masajeperineal #EpiNO #Fisioterapiauroginecológica #SueloPélvico #preparaciónalparto

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

2017 FisioLacta. Maternidad Positiva y Fisioterapia. Todos los derechos reservado