• Rocio Garcia

¿QUÉ ES EL PLAN DE PARTO Y PARA QUÉ SIRVE?




El plan de parto es el documento que te va a permitir expresar tus deseos, necesidades, preferencias y expectativas sobre el proceso de tu parto y el nacimiento de tu bebé.


En él vas a reflejar cómo imaginas y quieres que sea tu parto ideal.


Pero, no es sólo una lista de deseos, a través de él vas a comunicar al equipo médico cómo quieres que te acompañen y te va a ayudar a prepararte, informarte y empoderarte para ser la protagonista de tu gran día.


¿Cuándo es el mejor momento para hacerlo?


Desde que tienes en tus manos ese test positivo ya empiezas a imaginarte cómo quieres que sea todo el proceso, tu embarazo, el parto y el nacimiento de tu bebé.


No hay un momento ideal, pero empezar a pensar en cómo quieres que sea tu parto ideal, cuáles son las recomendaciones actuales sobre la atención al parto, cuál es el protocolo y qué tipo de opciones dispone el hospital dónde darás a luz...etc, te va a permitir ser consciente del proceso y poder prepararte para que sea más fácil que tus deseos se hagan realidad.


Nosotras te recomendamos empezar a pensar en tu plan de parto durante el segundo trimestre de embarazo.


Si no decides hacerlo antes, es muy probable que te lo entreguen cuando acudas a revisión entre la semana 28 y 30 de gestación.


Pero si no fuera así, o si deseas tenerlo antes, puedes solicitarlo tu misma a tu matrona, ginecóloga o pedirlo directamente al hospital donde darás a luz.


También puedes descargarte el Modelo de plan de parto y nacimiento del Ministerio de Sanidad o elaborar tu propio plan de parto y que refleje todos los puntos que son imprescindibles para conseguir tu parto soñado.


¿Qué debe incluir?


Tiene que reflejar todas las opciones relacionadas con el proceso de parto que puedes elegir:

  • Cuándo quieres ingresar en el hospital

  • Quién quieres que sea tu acompañante

  • Cómo quieres que sea el ambiente de la sala: música, luz, intimidad...

  • Cómo quieres realizar el proceso de dilatación: tipo de monitorización, movilidad, hidratación y alimentos, usar o no un balón o pelota, lianas, ...

  • Qué métodos de alivio del dolor quieres utilizar: masajes, técnicas de relajación, calor local, oxido nitroso, anestesia epidural o walking epidural...

  • Cómo quieres que sea el momento del expulsivo: postura para dar a luz, elección del tipo de pujo, posibilidad de ver con un espejo el nacimiento de tu bebé...

  • Qué cuidados del recién nacido autorizas y cuáles no: pinzamiento del cordón, quién lo va a cortar, contacto piel con piel, administración de medicamentos preventivos, separación, higiene...

  • Qué alimentación eliges para tu bebé: lactancia materna, lactancia artificial, lactancia mixta...

Y también debes incluir tus deseos y preferencias en el caso de que tu parto no siga tu plan principal. Cómo quieres que sea tu parto si:

  • Es un parto inducido

  • Es una cesárea programada

  • O el parto no evoluciona correctamente y es recomendable realizar una cesárea

Quizás te estés preguntando, ¿y cómo tomo estas decisiones?


Te recomendamos que antes de ponerte a redactar tu plan de parto sigas estos pasos:

  1. Cierra los ojos e imagina...¿cómo quieres que sea el día de tu parto?

  2. ¿Sabes ya dónde darás a luz?, ¿te has informado de sus protocolos?, ¿contemplas otras opciones?

  3. Hazte muchas preguntas. Cuestiónalo todo, y busca de cada intervención la recomendación oficial (mira lo que dice la OMS - Organización Mundial de la Salud), y sus pros y contras.

  4. Comenta y resuelve tus dudas con tu ginecóloga/o o directamente con el hospital.


Durante este proceso de autoconocimiento, análisis e investigación puede que decidas cambiar de hospital si no contempla las opciones que para ti son prioritarias que se respeten. Por eso te recomendamos que empieces a pensar en tu plan de parto con tiempo y sin prisas.


¿Y si cambio de opinión o surge algún imprevisto el día del parto?


El plan de parto no es un contrato. Puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Y tanto el personal médico como tú, podéis modificarlo si así lo consideráis necesario.


Y una vez redactado, ¿qué hago con él?


Cuando tengas listo tu plan de parto haz cuatro copias:

  1. Entrégasela a tu ginecóloga/o.

  2. Hazla llegar al hospital que has elegido.

  3. Llévala y entrégala al equipo médico el día del parto.

  4. Quédatela tú.

Lo ideal sería que, cómo hacen en otros países, el plan de parto se entregara alrededor de la semana 30 de gestación para que el hospital pueda estudiarlo y saber tus preferencias para ese día.


Si estás pensando en empezar a preparar tu plan de parto y quieres que te ayudemos a dar los primeros pasos, a hacerte todas las preguntas necesarias y a no dejarte ningún detalle importante, descárgate nuestra guía gratuita de plan de parto y nacimiento (incluye un modelo de plan de parto que puedes modificar e imprimir).


SÍ, QUIERO QUE ME AYUDÉIS A ELABORAR MI PLAN DE PARTO



  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

2017 FisioLacta. Maternidad Positiva y Fisioterapia. Todos los derechos reservado