• Rocio Garcia

6 CLAVES PARA SUPERAR EL MIEDO AL PARTO


Hoy quiero hablarte de tu parto, y de cómo realizar una buena preparación te va a ayudar a disminuir el miedo que puedes estar sintiendo a medida que la fecha se va acercando.


¿Qué es el miedo?

El miedo es un mecanismo de defensa que surge cuando percibimos una amenaza y nos ayuda a anticipar un peligro. El miedo genera en nosotras sentimientos de estrés, ansiedad, angustia y pánico. Uno de las mayores causas por las que sentimos miedo, sea cual sea la situación a la que nos enfrentemos, es el miedo a lo desconocido.


¿Qué nos da miedo del parto? Se han realizado varios estudios en diferentes países sobre qué nos da miedo del parto a las mujeres cuando estamos embarazadas, y los resultados han sido muy similares en todos ellos:

  • Miedo al dolor

  • Miedo a que surjan problemas

  • Miedo a que el bebé pueda sufrir algún daño

  • Miedo a no saber si serán capaces de soportar el dolor

  • Miedo a no saber dar a luz

  • Miedo a padecer secuelas físicas (cicatriz episiotomía, desgarros, incontinencia urinaria, insensibilidad en las relaciones sexuales...)

  • Miedo a que el parto termine en cesárea

  • Miedo a errores médicos

  • Miedo a la muerte


¿Te resultan familiares estos miedos?


Si reconoces en ti alguno de estos miedos es importante que vayas trabajándolos antes de que llegue el momento de tu parto, porque el MIEDO nos paraliza, y afecta negativamente al correcto desarrollo de nuestro parto.

¿Realmente el miedo afecta al parto?


SI, y mucho más de lo que te imaginas. El miedo puede provocar un aumento del dolor durante todo el proceso del parto. Y los sentimientos de ansiedad y estrés, aumentan los niveles de adrenalina, y actúan disminuyendo la frecuencia, duración y efectividad de las contracciones uterinas; ralentizan el parto; y, aumentan el riesgo de parto instrumentado y/o que el parto termine en una cesárea.

El miedo hace que tus músculos se tensen dificultando el desarrollo natural del parto.

Aquí te dejo 6 claves para afrontar tus miedos al parto:


1. Conoce tus miedos

Ser consciente de tus miedos, conocerlos y saber reconocerlos, te permitirán actuar, afrontarlos y ser más libre. Pregúntate: ¿qué me da miedo?, ¿por qué me da miedo?, ¿qué puedo hacer para dejar de tener ese miedo? Haz una lista con tus miedos y analiza cada uno de ellos: míralo, reflexiona y busca si hay una solución.


'2. Busca información

El miedo es en cierto modo algo aprendido, y que por tanto, podemos trabajar para 'des-aprenderlo'. Pero, ¿cómo lo hacemos? con información.


La información es una de las mejores armas contra el miedo.

Infórmate y asesórate todo lo que puedas sobre el proceso del parto. Cuanto mayor sea tu conocimiento sobre como se desarrollará el parto menor será tu miedo a lo que pueda pasar, a lo desconocido.


¿Qué información te puede ayudar conocer?

  • Tener un conocimiento profundo de cómo se desarrolla el parto fisiológicamente.

  • Saber 'qué es lo que puede pasar', cómo se actuará en cada caso, y que puedes hacer tú antes esa situación.

  • Conocer las consecuencias de las intervenciones en el proceso natural del parto (posibles interferencias: anestesia, oxitocina, episiotomia, monitorización...etc).

  • Conocer físicamente el lugar donde vas a dar a luz, los protocolos y al personal.


3. Confía en ti misma y en tu capacidad de dar a luz a tu bebé

Sentir confianza es lo contrario a tener miedo. El parto es un proceso fisiológico, y tu tienes todo lo necesario para conseguir que el parto se desarrolle de forma natural. Fisiológicamente las mujeres estamos diseñadas para parir. Sentirte a gusto y confiada, ayudará a que se segreguen las hormonas necesarias para que el parto siga su curso.

4. Imagínatelo

Imaginar cómo va a ser tu parto te ayudará a analizar tus miedos, a buscar información sobre lo que te preocupa, a prepararte física y mentalmente, y a prevenir posibles situaciones y complicaciones. Es cierto que saber con detalle cómo va a ser ese momento puede asustar, pero cuanto más te preparas y te informas, más confianza ganarás para poder afrontar ese momento con seguridad.

  • Piensa en cómo quieres que sea tu parto, visualízalo.

  • Piensa en cada parte del proceso, en cuál es su desarrollo 'normal' y qué podría pasar.

  • Piensa en que puedes hacer tú en cada fase del parto.

Recuerda que el parto es un proceso fisiológico y tu estás diseñada para parir, por tanto tú y tu bebé sois los protagonistas en ese momento. Tu vas a dar a luz a tu bebé.


5. Prepárate físicamente


'Imagínate que quieres presentarte a una maratón. Te pasarás meses preparándote física y emocionalmente para el reto que supondrá. Cambiarás tu estilo de vida, tonificarás tu cuerpo para resistir el esfuerzo, practicarás técnicas de relajación y concentración, aprenderás a controlar tu respiración..., y todo eso para un día, unas horas. El embarazo deberías afrontarlo de la misma manera.' El objetivo principal de prepararte físicamente para el parto es preparar tu cuerpo mediante ejercicios y posturas que te permitirán adquirir más elasticidad y un mayor tono muscular para poder hacer frente al esfuerzo físico que supondrá la recta final del embarazo y el momento de dar a luz.

6. Busca apoyo (pareja o acompañante)

El papel de tu pareja o del acompañante que hayas decidido que esté junto a ti en ese momento, es muy importante. Siempre que sea posible, debería acompañarte y realizar juntos, los cursos de preparación al parto. Además, comparte con él o ella toda la información que tienes sobre el parto, tus deseos, tus preferencias, que cosas quieres evitar, cómo te gustaría que actuara ante ciertas intervenciones...etc.


Piensa que cuanto más te 'despreocupes' tú de todo lo que rodea al parto y más te concentres, mental y físicamente, en el parto, mejor se desarrollará y mejor fluirá de forma natural.


Tu acompañante debe PREOCUPARSE para que tu te DESPREOCUPES.

Recuerda, el miedo y el estrés son dos grandes enemigos para que tu parto fluya de forma natural y tengas una vivencia positiva. Combátelos y prepárate durante tu embarazo para tener el parto que quieres tener. Así que si quieres llegar al parto sintiéndote bien preparada para vivirlo con calma y disfrutarlo al 100%, busca una preparación al parto que incluya:

  • PREPARACIÓN TEÓRICA

  • PREPARACIÓN FÍSICA,

  • PREPARACIÓN EMOCIONAL

  • PREPARACIÓN DEL SUELO PÉLVICO

¿Quieres prepararte para llegar a tu parto tranquila y segura, pero no sabes por dónde empezar?

Empieza por descubrir cómo es un parto normal paso a paso 👉 https://www.fisiolacta.com/post/c%C3%B3mo-es-un-parto-normal-paso-a-paso


  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

2017 FisioLacta. Maternidad Positiva y Fisioterapia. Todos los derechos reservado